NATIONAL INSTRUMENTS ADQUIERE LA EMPRESA “NHR” PARA IMPULSAR EL FUTURO CON VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

Para muchos de nosotros, los autos eléctricos se han sentido como un artículo de lujo inalcanzable en lugar de un medio de transporte cotidiano. 

GM anunció que toda su línea de Cadillac será eléctrica para 2030. Volvo dijo que solo fabricará autos eléctricos para ese mismo año, y Honda planea eliminar gradualmente todos los autos a gasolina para 2040. Estos son solo algunos de los fabricantes de automóviles que se están cambiando a los vehículos eléctricos.

Esta transición en toda la industria está impulsada en gran parte por las preocupaciones de los consumidores relacionadas con el calentamiento global. Estas preocupaciones son comprensibles, con múltiples informes climáticos de la ONU de 2021 que afirman que nuestro planeta está destinado a un futuro más cálido.

Quizás el componente más fundamental de un Vehículo Eléctrico (VE) es su batería. Los fabricantes de automóviles no solo están en una carrera para cumplir con sus objetivos de producir VEs más económicos; también están compitiendo para ver quién puede producir la batería más segura y de mayor rendimiento. Después de todo, los retiros de vehículos debido a peligros de incendio tienen ramificaciones significativas, tanto en términos de costo como de confianza del consumidor. Los fabricantes quieren afirmar que sus baterías tienen el mayor alcance y se pueden cargar más rápido. Por supuesto, la única forma de hacer tales afirmaciones con sinceridad es con datos derivados de pruebas exhaustivas.

El 28 de octubre de 2021, National Instruments (NI) anunció la adquisición de NH Research (NHR), líder en aplicaciones de batería/VE de prueba y medición de alta potencia. NI también firmó un acuerdo para comprar el negocio de sistemas VE de Heinzinger GmbH, un experto en sistemas de energía de alta corriente y alto voltaje. Estas adquisiciones ampliarán la cartera de vehículos eléctricos, baterías y energía sostenible de NI, proporcionando así a los clientes capacidades críticas de prueba de nivel de potencia.  

Debido a las capacidades obtenidas a través de la adquisición de NHR, NI está mejor equipado para atender estas dos aplicaciones principales:

  • Pruebas de paquetes y módulos de batería de alta potencia

    Al manejar con precisión la energía hacia y desde la batería (ciclado), los ingenieros pueden probar las baterías como si estuvieran en funcionamiento. Siguiendo los perfiles de aceleración, frenado, carga, condiciones ambientales y más, los ingenieros validan el alcance y el rendimiento de sus baterías hasta el último kilómetro y prueban los algoritmos que mejoran la seguridad y el rendimiento de todo el tren de transmisión del VE.

  • Emulación de batería

    Los ingenieros pueden probar los requisitos de control, seguridad y durabilidad de la batería, el inversor, el motor, el cargador integrado o incluso la unidad de accionamiento completa, utilizando dispositivos electrónicos de potencia para emular varios comportamientos de la batería.

En última instancia, esta adquisición de NHR ayuda a los clientes a acelerar el desarrollo de productos para ofrecer tecnologías VE vitales al mercado más rápidamente. Al combinar la fortaleza de su plataforma de prueba de EV flexible y conectada por software con la experiencia en sistemas de prueba de electrificación y conversión de energía, NI podrá facilitar respuestas rápidas a las necesidades de prueba cambiantes. Estas capacidades adicionales acelerarán el tiempo de comercialización y ayudarán a la industria automotriz a alcanzar sus ambiciosos objetivos sin sacrificar la calidad o la innovación.